Solución de problemas de conexión de red

Una de las causas de problemas más habituales cuando se intenta ver Netflix es que la conexión a Internet sea débil o intermitente. Las repeticiones de almacenamiento en búfer o las cargas frecuentes, los problemas para iniciar la aplicación de Netflix, los mensajes de error tipo "No es posible conectarse a Internet" o los problemas para reproducir una película o serie en un dispositivo suelen indicar que la conexión a Internet es lenta o sufre interrupciones. Estos problemas de streaming a menudo van acompañados de códigos de error, los cuales tienen sus propios pasos de resolución de problemas. Si te has encontrado con algún código de error, búscalo en nuestro Centro de ayuda.

Nota:
Si después de seguir los siguientes pasos sigues teniendo problemas de conexión con el servicio de Netflix, lo recomendable es que te pongas en contacto con tu proveedor de servicios de Internet. Este te ayudará a determinar si tu router está correctamente configurado para comunicarse con los demás dispositivos en tu red doméstica.

¿Qué tipo de dispositivo usas para ver Netflix?

Consola de juegos
Ordenador
Smart TV
Reproductor de Blu-ray
Decodificador
Reproductor multimedia
Tableta o dispositivo móvil

Si tu red cumple los requisitos mínimos para hacer streaming, los pasos siguientes solucionarán la mayoría de los problemas de conexión.

Reinicia tu red doméstica

Para realizar este paso, asegúrate de dejar desenchufados tu consola de juegos y todos los dispositivos de tu red doméstica durante 30 segundos antes de volver a enchufarlos uno a uno.

  1. Apaga o desenchufa la consola de juegos.

  2. Desenchufa el módem (y también tu router inalámbrico, si es un dispositivo independiente) de la alimentación durante 30 segundos.

  3. Conecta el módem y espera hasta que todas las luces de los indicadores dejen de parpadear. Si tu router es un dispositivo independiente del módem, enchúfalo también y espera hasta que todos los indicadores luminosos estén encendidos y hayan dejado de parpadear.

  4. Vuelve a encender la consola y prueba Netflix de nuevo.

Conecta tu consola de juegos directamente al módem

Si estás conectado a la red a través de un router inalámbrico que a su vez está conectado al módem y sigues sin poder acceder a la red tras reiniciarla, prueba a omitir el router. Esto ayudará a identificar la causa del problema descartando los problemas del router o de la conectividad inalámbrica como una posible causa. Ten en cuenta que para completar este paso, la Wii y la Wii U requieren un adaptador LAN de Wii.

  1. Apaga la consola.

  2. Conecta tu consola directamente al módem empleando un cable Ethernet.
    Conecta tu consola directamente al módem.

  3. Desenchufa el módem de la alimentación durante al menos 30 segundos; a continuación, vuelve a enchufarlo y espera a que no queden indicadores luminosos por encenderse.
    Desenchufa el módem de la corriente.

  4. Enciende la consola y vuelve a probar Netflix.
    Enciende la consola y vuelve a intentarlo.

Si con este paso consigues que el streaming vuelva a funcionar:

  • Si tras omitir el router pudiste conectarte con éxito a Netflix directamente a través del módem, lo más probable es que el router sea la fuente del problema.

  • Omitir el router te permitirá hacer streaming por el momento, pero si esta configuración no es la solución ideal para ti, ponte en contacto con quien haya configurado tu red doméstica para que te ayude a restablecer o volver a configurar los ajustes del router.

Si sigues sin poder ver Netflix:

  • Si te has conectado directamente al módem y sigues sin poder ver Netflix, quizás quieras consultar al proveedor del equipo para cerciorarte de que el módem y el servicio de Internet están funcionando correctamente.

Si no conseguiste completar este paso:

  • Te recomendamos encarecidamente que intentes conectar tu consola directamente al módem si puedes, ya que así podrás descartar con total seguridad que el router inalámbrico es el causante de los problemas con la red. Sin embargo, si no existe ninguna forma de conectar directamente el dispositivo al módem, puedes continuar con los pasos de resolución de problemas que se indican a continuación.

Restaurar la configuración predeterminada de tu ISP

Si has modificado la configuración de tu dispositivo de streaming con ajustes de conexión personalizados, te recomendamos que restaures la configuración predeterminada de tu proveedor de Internet. Si te conectas a través de una red privada virtual, deshabilítala y conéctate directamente con tu conexión doméstica de Internet. Si has cambiado la configuración de DNS de tu dispositivo de streaming por una personalizada, prueba a restablecer el dispositivo para que obtenga las DNS automáticamente. Si no tienes claro cómo llevar a cabo alguno de estos pasos, ponte en contacto con el fabricante del dispositivo de streaming para obtener ayuda adicional.

Mejora la señal Wi-Fi

Si te estás conectando a través de una red Wi-Fi, y los pasos anteriores no han solucionado el problema, sigue estas sugerencias para mejorar la conexión inalámbrica:

  • Cambia el router de sitio para mejorar la potencia de la señal. Generalmente, la recepción será mejor en todo el hogar si el router se encuentra en una ubicación central.

  • Aleja los dispositivos inalámbricos como teléfonos inalámbricos u hornos microondas del router. Las interferencias inalámbricas procedentes de estos dispositivos pueden causar problemas graves en las conexiones a través de Wi-Fi.

  • Coloca el router en un lugar alto. Si el router se encuentra encima de una estantería o un escritorio, el rendimiento será mejor que si se coloca detrás o debajo de algún mueble.

Si tu red cumple los requisitos mínimos para hacer streaming, los pasos siguientes solucionarán la mayoría de los problemas de conexión.

Reinicia tu red doméstica

Para realizar este paso, asegúrate de dejar apagado tu ordenador y de desenchufar todos los dispositivos de tu red doméstica durante 30 segundos antes de volver a enchufarlos uno a uno.

  1. Apaga el ordenador.

  2. Desenchufa el módem (y también tu router inalámbrico, si es un dispositivo independiente) de la alimentación durante 30 segundos.

  3. Enchufa el módem y espera hasta que los indicadores luminosos se enciendan de nuevo en su estado normal. Si tu router está separado del módem, enchúfalo y espera hasta que los indicadores luminosos se enciendan de nuevo en su estado normal.

  4. Vuelve a encender el ordenador e intenta de nuevo ver algo en streaming en Netflix.

Conecta tu ordenador directamente al módem

Si estás conectado a la red a través de un router inalámbrico que a su vez está conectado al módem y sigues sin poder acceder a la red tras reiniciarla, prueba a omitir el router. Esto ayudará a identificar la causa del problema descartando los problemas del router o de la conectividad inalámbrica como una posible causa.

  1. Apaga el ordenador.

  2. Conecta el ordenador directamente al módem empleando un cable Ethernet.

  3. Desenchufa el módem de la alimentación durante al menos 30 segundos; a continuación, vuelve a enchufarlo y espera a que no queden indicadores luminosos por encenderse.

  4. Enciende el ordenador y vuelve a probar Netflix.

Si con este paso consigues que el streaming vuelva a funcionar:

  • Si tras omitir el router pudiste conectarte con éxito a Netflix directamente a través del módem, lo más probable es que el router sea la fuente del problema. Ponte en contacto con quien haya configurado tu red doméstica para que te ayude a restablecer o volver a configurar los ajustes del router.

Si sigues sin poder ver Netflix:

  • Si te has conectado directamente al módem y sigues sin poder ver Netflix, quizás quieras consultar al proveedor del equipo para cerciorarte de que el módem y el servicio de Internet están funcionando correctamente.

Si no conseguiste completar este paso:

  • Te recomendamos encarecidamente que intentes conectar tu ordenador directamente al módem si puedes, ya que así podrás descartar con total seguridad que el router inalámbrico es el causante de los problemas con la red. Sin embargo, si no existe ninguna forma de conectar directamente el dispositivo al módem, puedes continuar con los pasos de resolución de problemas que se indican a continuación.

Restaurar la configuración predeterminada de tu ISP

Si has modificado la configuración de tu dispositivo de streaming con ajustes de conexión personalizados, te recomendamos que restaures la configuración predeterminada de tu proveedor de Internet. Si te conectas a través de una red privada virtual, deshabilítala y conéctate directamente con tu conexión doméstica de Internet. Si has cambiado la configuración de DNS de tu dispositivo de streaming por una personalizada, prueba a restablecer el dispositivo para que obtenga las DNS automáticamente. Si no tienes claro cómo llevar a cabo alguno de estos pasos, ponte en contacto con el fabricante del dispositivo de streaming para obtener ayuda adicional.

Mejora la señal Wi-Fi

Si te estás conectando a través de una red Wi-Fi, y los pasos anteriores no han solucionado el problema, sigue estas sugerencias para mejorar la conexión inalámbrica:

  • Cambia el router de sitio para mejorar la potencia de la señal. Generalmente, la recepción será mejor en todo el hogar si el router se encuentra en una ubicación central.

  • Aleja los dispositivos inalámbricos como teléfonos inalámbricos u hornos microondas del router. Las interferencias inalámbricas procedentes de estos dispositivos pueden causar problemas graves en las conexiones a través de Wi-Fi.

  • Coloca el router en un lugar alto. Si el router se encuentra encima de una estantería o un escritorio, el rendimiento será mejor que si se coloca detrás o debajo de algún mueble.

Si tu red cumple los requisitos mínimos para hacer streaming, los pasos siguientes solucionarán la mayoría de los problemas de conexión.

Reinicia tu red doméstica

Para realizar este paso, asegúrate de dejar desenchufados tu Smart TV y todos los dispositivos de tu red doméstica durante 30 segundos antes de volver a enchufarlos uno a uno.

  1. Apaga o desenchufa tu Smart TV.

  2. Desenchufa el módem (y también tu router inalámbrico, si es un dispositivo independiente) de la alimentación durante 30 segundos.

  3. Conecta el módem y espera hasta que todas las luces de los indicadores dejen de parpadear. Si tu router es un dispositivo independiente del módem, enchúfalo también y espera hasta que todos los indicadores luminosos estén encendidos y hayan dejado de parpadear.

  4. Vuelve a encender tu Smart TV y prueba Netflix de nuevo.

Conecta tu Smart TV directamente al módem

Si estás conectado a la red a través de un router inalámbrico que a su vez está conectado al módem y sigues sin poder acceder a la red tras reiniciarla, prueba a omitir el router. Esto ayudará a identificar la causa del problema descartando los problemas del router o de la conectividad inalámbrica como una posible causa.

  1. Apaga o desenchufa tu Smart TV.

  2. Conecta la Smart TV directamente al módem empleando un cable Ethernet.

  3. Desenchufa el módem de la alimentación durante al menos 30 segundos; a continuación, vuelve a enchufarlo y espera a que no queden indicadores luminosos por encenderse.

  4. Enciende tu Smart TV y vuelve a probar Netflix.

Si con este paso consigues que el streaming vuelva a funcionar:

  • Si tras omitir el router pudiste conectarte con éxito a Netflix directamente a través del módem, lo más probable es que el router sea la fuente del problema.

  • Omitir el router te permitirá hacer streaming por el momento, pero si esta configuración no es la solución ideal para ti, ponte en contacto con quien haya configurado tu red doméstica para que te ayude a restablecer o volver a configurar los ajustes del router.

Si sigues sin poder ver Netflix:

  • Si te has conectado directamente al módem y sigues sin poder ver Netflix, quizás quieras consultar al proveedor del equipo para cerciorarte de que el módem y el servicio de Internet están funcionando correctamente.

Si no conseguiste completar este paso:

  • Te recomendamos encarecidamente que intentes conectar tu Smart TV directamente al módem si puedes, ya que así podrás descartar con total seguridad que el router inalámbrico es el causante de los problemas con la red. Sin embargo, si no existe ninguna forma de conectar directamente el dispositivo al módem, puedes continuar con los pasos de resolución de problemas que se indican a continuación.

Restaurar la configuración predeterminada de tu ISP

Si has modificado la configuración de tu dispositivo de streaming con ajustes de conexión personalizados, te recomendamos que restaures la configuración predeterminada de tu proveedor de Internet. Si te conectas a través de una red privada virtual, deshabilítala y conéctate directamente con tu conexión doméstica de Internet. Si has cambiado la configuración de DNS de tu dispositivo de streaming por una personalizada, prueba a restablecer el dispositivo para que obtenga las DNS automáticamente. Si no tienes claro cómo llevar a cabo alguno de estos pasos, ponte en contacto con el fabricante del dispositivo de streaming para obtener ayuda adicional.

Mejora la señal Wi-Fi

Si te estás conectando a través de una red Wi-Fi, y los pasos anteriores no han solucionado el problema, sigue estas sugerencias para mejorar la conexión inalámbrica:

  • Cambia el router de sitio para mejorar la potencia de la señal. Generalmente, la recepción será mejor en todo el hogar si el router se encuentra en una ubicación central.

  • Aleja los dispositivos inalámbricos como teléfonos inalámbricos u hornos microondas del router. Las interferencias inalámbricas procedentes de estos dispositivos pueden causar problemas graves en las conexiones a través de Wi-Fi.

  • Coloca el router en un lugar alto. Si el router se encuentra encima de una estantería o un escritorio, el rendimiento será mejor que si se coloca detrás o debajo de algún mueble.

Si tu red cumple los requisitos mínimos para hacer streaming, los pasos siguientes solucionarán la mayoría de los problemas de conexión.

Reinicia tu red doméstica

Para realizar este paso, asegúrate de dejar desenchufados tu reproductor Blu-ray y todos los dispositivos de tu red doméstica durante 30 segundos antes de volver a enchufarlos uno a uno.

  1. Apaga o desenchufa el reproductor Blu-ray.

  2. Desenchufa el módem (y también tu router inalámbrico, si es un dispositivo independiente) de la alimentación durante 30 segundos.

  3. Conecta el módem y espera hasta que todas las luces de los indicadores dejen de parpadear. Si tu router es un dispositivo independiente del módem, enchúfalo también y espera hasta que todos los indicadores luminosos estén encendidos y hayan dejado de parpadear.

  4. Vuelve a encender el reproductor Blu-ray y prueba Netflix de nuevo.

Conecta tu reproductor de Blu-ray directamente al módem

Si estás conectado a la red a través de un router inalámbrico que a su vez está conectado al módem y sigues sin poder acceder a la red tras reiniciarla, prueba a omitir el router. Esto ayudará a identificar la causa del problema descartando los problemas del router o de la conectividad inalámbrica como una posible causa.

  1. Apaga el reproductor de Blu-ray.

  2. Conecta el reproductor de Blu-ray directamente al módem empleando un cable Ethernet.

  3. Desenchufa el módem de la alimentación durante al menos 30 segundos; a continuación, vuelve a enchufarlo y espera a que no queden indicadores luminosos por encenderse.

  4. Enciende el reproductor Blu-ray y vuelve a probar Netflix.

Si con este paso consigues que el streaming vuelva a funcionar:

  • Si tras omitir el router pudiste conectarte con éxito a Netflix directamente a través del módem, lo más probable es que el router sea la fuente del problema.

  • Omitir el router te permitirá hacer streaming por el momento, pero si esta configuración no es la solución ideal para ti, ponte en contacto con quien haya configurado tu red doméstica para que te ayude a restablecer o volver a configurar los ajustes del router.

Si sigues sin poder ver Netflix:

  • Si te has conectado directamente al módem y sigues sin poder ver Netflix, quizás quieras consultar al proveedor del equipo para cerciorarte de que el módem y el servicio de Internet están funcionando correctamente.

Si no conseguiste completar este paso:

  • Te recomendamos encarecidamente que intentes conectar tu reproductor de Blu-ray directamente al módem si puedes, ya que así podrás descartar con total seguridad que el router inalámbrico es el causante de los problemas con la red. Sin embargo, si no existe ninguna forma de conectar directamente el dispositivo al módem, puedes continuar con los pasos de resolución de problemas que se indican a continuación.

Restaurar la configuración predeterminada de tu ISP

Si has modificado la configuración de tu dispositivo de streaming con ajustes de conexión personalizados, te recomendamos que restaures la configuración predeterminada de tu proveedor de Internet. Si te conectas a través de una red privada virtual, deshabilítala y conéctate directamente con tu conexión doméstica de Internet. Si has cambiado la configuración de DNS de tu dispositivo de streaming por una personalizada, prueba a restablecer el dispositivo para que obtenga las DNS automáticamente. Si no tienes claro cómo llevar a cabo alguno de estos pasos, ponte en contacto con el fabricante del dispositivo de streaming para obtener ayuda adicional.

Mejora la señal Wi-Fi

Si te estás conectando a través de una red Wi-Fi, y los pasos anteriores no han solucionado el problema, sigue estas sugerencias para mejorar la conexión inalámbrica:

  • Cambia el router de sitio para mejorar la potencia de la señal. Generalmente, la recepción será mejor en todo el hogar si el router se encuentra en una ubicación central.

  • Aleja los dispositivos inalámbricos como teléfonos inalámbricos u hornos microondas del router. Las interferencias inalámbricas procedentes de estos dispositivos pueden causar problemas graves en las conexiones a través de Wi-Fi.

  • Coloca el router en un lugar alto. Si el router se encuentra encima de una estantería o un escritorio, el rendimiento será mejor que si se coloca detrás o debajo de algún mueble.

Si tu red cumple los requisitos mínimos para hacer streaming, los pasos siguientes solucionarán la mayoría de los problemas de conexión.

Desenchufa y enchufa el dispositivo

  1. Desenchufa el decodificador de la alimentación durante al menos 2 minutos.

  2. Vuelve a enchufar el decodificador.

  3. Vuelve a probar Netflix.

Si tu red cumple los requisitos mínimos para hacer streaming, los pasos siguientes solucionarán la mayoría de los problemas de conexión.

Reinicia tu red doméstica

Para realizar este paso, asegúrate de dejar desenchufados tu reproductor multimedia y todos los dispositivos de tu red doméstica durante 30 segundos antes de volver a enchufarlos uno a uno.

  1. Apaga o desenchufa tu reproductor multimedia de contenido en streaming.
    Apaga tu reproductor de streaming, espera 10 segundos y enciéndelo de nuevo.

  2. Desenchufa el módem (y también tu router inalámbrico, si es un dispositivo independiente) de la alimentación durante 30 segundos.

  3. Conecta el módem y espera hasta que todas las luces de los indicadores dejen de parpadear. Si tu router es un dispositivo independiente del módem, enchúfalo también y espera hasta que todos los indicadores luminosos estén encendidos y hayan dejado de parpadear.

  4. Vuelve a encender el reproductor multimedia de contenido en streaming y vuelve a probar Netflix.

Conecta tu reproductor multimedia directamente al módem.

Si estás conectado a la red a través de un router inalámbrico que a su vez está conectado al módem y sigues sin poder acceder a la red tras reiniciarla, prueba a omitir el router. Esto ayudará a identificar la causa del problema descartando los problemas del router o de la conectividad inalámbrica como una posible causa.

  1. Apaga el reproductor multimedia de contenido en streaming.
    Apaga tu reproductor de streaming, espera 10 segundos y enciéndelo de nuevo.

  2. Conecta el reproductor multimedia de contenido en streaming directamente al módem empleando un cable Ethernet.

  3. Desenchufa el módem de la alimentación durante al menos 30 segundos; a continuación, vuelve a enchufarlo y espera a que no queden indicadores luminosos por encenderse.

  4. Enciende el reproductor multimedia de contenido en streaming y vuelve a probar Netflix.

Si con este paso consigues que el streaming vuelva a funcionar:

  • Si tras omitir el router pudiste conectarte con éxito a Netflix directamente a través del módem, lo más probable es que el router sea la fuente del problema.

  • Omitir el router te permitirá hacer streaming por el momento, pero si esta configuración no es la solución ideal para ti, ponte en contacto con quien haya configurado tu red doméstica para que te ayude a restablecer o volver a configurar los ajustes del router.

Si sigues sin poder ver Netflix:

  • Si te has conectado directamente al módem y sigues sin poder ver Netflix, quizás quieras consultar al proveedor del equipo para cerciorarte de que el módem y el servicio de Internet están funcionando correctamente.

Si no conseguiste completar este paso:

  • Te recomendamos encarecidamente que intentes conectar tu reproductor multimedia directamente al módem si puedes, ya que así podrás descartar con total seguridad que el router inalámbrico sea el causante de los problemas con la red. Sin embargo, si no existe ninguna forma de conectar directamente el dispositivo al módem, puedes continuar con los pasos de resolución de problemas que se indican a continuación.

Restaurar la configuración predeterminada de tu ISP

Si has modificado la configuración de tu dispositivo de streaming con ajustes de conexión personalizados, te recomendamos que restaures la configuración predeterminada de tu proveedor de Internet. Si te conectas a través de una red privada virtual, deshabilítala y conéctate directamente con tu conexión doméstica de Internet. Si has cambiado la configuración de DNS de tu dispositivo de streaming por una personalizada, prueba a restablecer el dispositivo para que obtenga las DNS automáticamente. Si no tienes claro cómo llevar a cabo alguno de estos pasos, ponte en contacto con el fabricante del dispositivo de streaming para obtener ayuda adicional.

Mejora la señal Wi-Fi

Si te estás conectando a través de una red Wi-Fi, y los pasos anteriores no han solucionado el problema, sigue estas sugerencias para mejorar la conexión inalámbrica:

  • Cambia el router de sitio para mejorar la potencia de la señal. Generalmente, la recepción será mejor en todo el hogar si el router se encuentra en una ubicación central.

  • Aleja los dispositivos inalámbricos como teléfonos inalámbricos u hornos microondas del router. Las interferencias inalámbricas procedentes de estos dispositivos pueden causar problemas graves en las conexiones a través de Wi-Fi.

  • Coloca el router en un lugar alto. Si el router se encuentra encima de una estantería o un escritorio, el rendimiento será mejor que si se coloca detrás o debajo de algún mueble.

Si tu red cumple los requisitos mínimos para hacer streaming, los pasos siguientes solucionarán la mayoría de los problemas de conexión.

Reinicia tu red doméstica

Para realizar este paso, asegúrate de dejar desconectados y desenchufados tu dispositivo y todos los aparatos de tu red doméstica durante 30 segundos antes de volver a enchufarlos uno a uno.

  1. Apaga el dispositivo móvil.

  2. Desenchufa el módem (y también tu router inalámbrico, si es un dispositivo independiente) de la alimentación durante 30 segundos.

  3. Conecta el módem y espera hasta que todas las luces de los indicadores dejen de parpadear. Si tu router es un dispositivo independiente del módem, enchúfalo también y espera hasta que todos los indicadores luminosos estén encendidos y hayan dejado de parpadear.

  4. Vuelve a encender el dispositivo y prueba Netflix de nuevo.

Prueba con una conexión a Internet distinta

Si es posible, conecta el dispositivo móvil a un punto de acceso a Internet distinto para descartar posibles problemas de configuración de la red doméstica. Algunos ejemplos:

  • Prueba a conectarte a una red Wi-Fi distinta dentro del alcance de tu dispositivo.

  • Lleva el dispositivo a casa de un vecino o de un amigo e intenta usar Netflix allí.

  • Si puedes acceder a una red de datos de telefonía móvil con tu dispositivo, prueba a usarla para conectar con Netflix. Aunque por lo general desaconsejamos hacer streaming a través de una red de datos de telefonía móvil como solución, esta es una buena forma de comprobar si lo que te impide hacer streaming correctamente es un problema con la configuración de tu red doméstica.

Si consigues ver Netflix empleando una conexión a Internet distinta, te recomendamos que consultes con quien haya configurado tu red doméstica cómo solucionar posibles problemas relacionados con la configuración de la misma.

Restaurar la configuración predeterminada de tu ISP

Si has modificado la configuración de tu dispositivo de streaming con ajustes de conexión personalizados, te recomendamos que restaures la configuración predeterminada de tu proveedor de Internet. Si te conectas a través de una red privada virtual, deshabilítala y conéctate directamente con tu conexión doméstica de Internet. Si has cambiado la configuración de DNS de tu dispositivo de streaming por una personalizada, prueba a restablecer el dispositivo para que obtenga las DNS automáticamente. Si no tienes claro cómo llevar a cabo alguno de estos pasos, ponte en contacto con el fabricante del dispositivo de streaming para obtener ayuda adicional.

Mejora la señal Wi-Fi

Si te estás conectando a través de una red Wi-Fi, y los pasos anteriores no han solucionado el problema, sigue estas sugerencias para mejorar la conexión inalámbrica:

  • Cambia el router de sitio para mejorar la potencia de la señal. Generalmente, la recepción será mejor en todo el hogar si el router se encuentra en una ubicación central.

  • Aleja los dispositivos inalámbricos como teléfonos inalámbricos u hornos microondas del router. Las interferencias inalámbricas procedentes de estos dispositivos pueden causar problemas graves en las conexiones a través de Wi-Fi.

  • Coloca el router en un lugar alto. Si el router se encuentra encima de una estantería o un escritorio, el rendimiento será mejor que si se coloca detrás o debajo de algún mueble.

Si tienes problemas con la conexión a la red cuando intentas ver Netflix, los pasos anteriores constituyen un excelente punto de partida. Si ya has probado todas nuestras sugerencias y sigues teniendo dificultades de conexión, es posible que necesites ayuda adicional para resolver los problemas con tu red doméstica.

¿Qué debería hacer a continuación?

Si sigues teniendo problemas para conectarte a Netflix, ponte en contacto con el profesional que configuró tu red doméstica. Este te ayudará a solucionar tus problemas de conectividad de red al determinar si tu router está correctamente configurado para comunicarse con los demás dispositivos en tu red doméstica.